Mirada ecológica y cósmica de la vida

Por un lado, la Ecología; es una rama de la biología que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con el medio en el que viven, así como la influencia que cada uno de los seres tiene sobre éste.

Por otro lado, una mirada cósmica de la vida, tiene como objetivo guiar al individuo a un análisis de su lugar en el cosmos y descubrir el papel que desempeña en el desarrollo de la sociedad. Así, al niño se verá motivado a conocer y aspirar a una cultura sustentable, tomar conciencia de su responsabilidad y las consecuencias de sus actos en el medioambiente.

Este espacio es, por lo tanto, una respuesta activa y positiva a la actual crisis medioambiental y socioeconómica en la cual nos encontramos.

Durante las jornadas diarias se abordarán temáticas universales, de manera transversal, de tal manera, los temas de conversación, las actividades de las diferentes áreas de aprendizaje y los materiales educativos utilizados son intencionados para desarrollar aprendizajes sustentables y solucionar problemas.
Además, de manera de manera práctica, se trabajará específica y directamente en actividades relacionadas con el huerto y el manejo de residuos.

  • Ambiente físico
  • Ambiente socioafectivo
  • Libre elección
  • Trabajo Colaborativo y Metodología de proyectos
  • La guía del adulto
  • Educación para el amor y el desarrollo de la conciencia

Ambiente físico

Salones ordenados y organizados por áreas de trabajo, con repisas de materiales dispuestos a la altura de los niños (favoreciendo la libre elección y fortaleciendo la autonomía), con material concreto (materiales manipulables y estimulantes) desplegado de manera gradual (recursos de aprendizaje presentan distintos niveles de dificultad).

Ambiente socioafectivo

El ambiente se crea en base al respeto y a la contención socioemocional y afectiva, promoviendo que el grupo logre consensuar y acordar normas de convivencia y guiando el cumplimiento de éstas. Fomentamos la cooperación y a su vez buscamos desarraigar el competir, pues cada niño trabaja de acuerdo a su nivel y ritmo, y su progreso no se compara con otros niños.

El salón de Jardín Maanen Montessori, ofrece a los niños la oportunidad de escoger entre una gran variedad de materiales, respetando la individualidad de cada uno y estimular los intereses de todos los integrantes del salón. Impulsando la libre elección y autonomía.

Libre elección

Se entenderá libertad como una facultad del ser humano que debe ser desarrollada y se utilizará como metodología de exploración. Los niños y niñas pueden elegir en qué trabajar y cómo organizar su tiempo de trabajo.
La libre elección es algo que debe pasar por un proceso de “Normalización”, sobretodo, cuando se tiene un grupo que recién se integra a la esfera educativa. Esto hace referencia a la importancia de consensuar los acuerdos de convivencia.

Destacamos la relevancia de desarrollar en los niños la capacidad de elegir, entendiendo el principio universal de causa – efecto. De tal forma, aprenden que toda elección tiene consecuencias, ya sean positivas o negativas, y debemos responsabilizarnos de dicho efecto. Por lo mismo, no trabajaremos con premios o castigos, sino que con consecuencias justas y proporcionales a las causas.

Trabajo Colaborativo y Metodología de proyectos

El hecho de tener salones con reducido y específico número de niños y niñas, está sustentado en el principio de un trabajo colaborativo, a la vez que particularizado. Así también, el número de niños y niñas genera la posibilidad de establecer lazos afectivos que perduren en el tiempo entre pares.

Este trabajo colaborativo se desarrolla e intenciona mediante la realización de proyectos colectivos, en donde son los niños quienes identifican problemáticas reales y las trasforman en soluciones. Este trabajo implica que el conocimiento se construye de manera comunitaria, y permite que los aprendizajes sean significativos e integradores, pues los proyectos son interdisciplinarios y tienen una directa relación con el contexto en el cual se desenvuelven los niños.

La guía del adulto

En todo el proceso de enseñanza y aprendizaje, los guías (profesores) apoyan y generan los ambientes y las oportunidades necesarias para que se construya el conocimiento de manera colaborativa y activa entre todos los integrantes del salón.
Las guías se identifican con los objetivos, principios y fundamentos de nuestro proyecto educativo, siendo un ejemplo de ellos, mientras ayudan a descubrir y a construir los conocimientos. Evitan las posturas impositivas y la mera transmisión de los contenidos, proponiendo actividades contextualizadas y estimulantes.

El equipo de guías muestra respeto por la dignidad de los niños y niñas y confianza en la capacidad de aprender de cada uno, procurando un clima favorable para el proceso de todos y asegurándose que cada uno aprenda satisfactoriamente. De tal forma, debe mostrar respeto a las diferencias individuales y desarrollar el autoestima y autoimagen positiva de cada uno.

Educación para el amor y el desarrollo de la conciencia

Guiamos con amor, fuerza capaz de construir en este planeta un hogar armónico para todos los seres. Entendiendo esto como una posibilidad real de construcción activa de la paz.
Así, intencionamos el trabajo de mindfulness y yoga para niños, entregándoles herramientas prácticas que le permitan el autoconocimiento, el equilibrio interno y, en definitiva, se conecten con su corazón. Siendo personas capaces de solucionar problemas.

Preparamos para el amor, formando niños de conciencia libre, respetuosos de la libertad de los demás, para que sean ellos quienes forjen una sociedad en participativa y considerada.

Incentivamos las actitudes de solidaridad reforzadas con iniciativas concretas dentro y fuera de las aulas.
Nuestra tarea principal es la de formar niños consientes de las interrelaciones universales y planetarias que enmarcan una visión de mundo integradora, respetuosa y conocedora del funcionamiento, en redes, de los seres vivos y, por lo tanto, de la importancia de cada elemento y cada ser vivo.